Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de 2010

Vargas Llosa

Fue en 1982 la primera vez que tomé conciencia de este formidable peruano. Y no por su producción literaria, sino por el resentimiento y distancia que generó la posición política que varios años antes había adoptado, en los izquierdistas de la época.

Uno de ellos fue mi profesor de los últimos años de la primaria, uno muy bueno a decir verdad, al que se le perdona los inevitables excesos atribuibles a sus convicciones. Este profesor de tanto en tanto nos daba consejos sobre la vida, cómo abordarla, sobre las bondades de la buena lectura, sobre las tendencias mundiales de la política, y cómo no, sobre lo que nos esperaba en la secundaria. Cierto día, hizo el siguiente comentario: - Uds deben siempre tratar bien a todas las personas, sobre todo a aquellas que pertenecen al pueblo- y en un giro inesperado, acotó: - no como Vargas Llosa, quien se negó a recibirme para una entrevista, porque no estoy a su nivel -. Y luego abundó en detalles del hecho.

El incidente, según lo narrado por el …

Donde se fue el Carnaval de Puerto Maldonado?

Tendría unos 8 años, el recuerdo aún permanece, perdido en la muchedumbre de una de las tantas pandillas que se formaban espontáneamente cada carnaval en Puerto Maldonado. La ciudad, para nosotros, el pueblo para la gente de los caseríos, se convertía cada domingo de febrero, previos al miércoles de ceniza, en tierra tomada por las pandillas. Estas seguían a las comparsas en su danzar a lo largo de las calles de tierra, llenas de cochas empozadas estratégicamente por las lluvias de la temporada. Nadie ni nada más se movilizaba por la ciudad, bajo riesgo de ser victimado por el carnaval. “Carnaval manda y nadie lo demanda” decíamos con impunidad.

Los puntos de referencia solían ser los lugares donde algunas familias plantaban la umisha o unsha, “arboles” de Huasaí trabajados especialmente para sostener en la cúspide tejida, todo tipo de presentes que se ofrecían a los danzantes que bailaban la pandilla amazónica, embriagados, y que tenían que derribar el árbol, con el hacha, pero soport…